sábado, 11 de julio de 2009

CHANTAJE EMOCIONAL

Ayer me pasó algo que me hizop pensar mucho en cómo son las mujeres, en cómo creemos los hombres que son las mujeres, y en qué son las mujeres. Sucede lo siguiente. Una niña de cuatro años me hizo una escena de celos, despecho, chantaje emocional. Sencillamente me vio después de tiempo y me castigó con su desprecio. Linda.

Me explico. Sucede que hace tiempo que no iba por su casa ni de visita, entonces obvio que esta niña encantadora pues no sabía nada de mí tampoco, así que no la veía ni nada. Ella me quiere, me aprecia, me estima, hasta diría que está enamorada de mí. OJO, no estoy haciendo una apología a alguna desviciación mental, hablo de una situación de ternura, de una niñita que cree que también puedes ser su papá o su hermano mayor si prefieren. hablo de eso y de nada más.

La situación es que ayer la vi, fui a su casa, la esperaba y cuando llegó, entró feliz por regresar a su casa, pero me vio y la sonrisa se le borró. Puso cara como de "qué haces acá, creí que habías entendido que ya no quiero que vengas", y ni me saludó. La tuvieron que obligar a hacerlo, lo que pedí que no se hiciera, pero ya estaban en ello. Y con un poco de reticencia aún, me dio un beso en la mejilla. Pero estaba muy amarga. Incluso en un chispazo de tiempo creí que una lágrima de rabia se acumulaba en sus ojitos. Pero no, sería demasiado.

Sin embargo, lo que esta nila hizo, me dolió. Sí, lo admito. me estoy haciendo viejo y ahora los niños me dan ese tipo de misteriosas ocasiones en que entiendes qué es la vida.

Pero hablaba al comienzo de que me hizo pensar en cómo son las mujeres, y me hizo pensar en ello. Sin embargo no resolví ninguna idea. Inescrutables. Así son.

Les dejo una fotito de la "chantajista emocional" más linda:

Ah, claro, esta foto es de hace casi dos años.