domingo, 26 de abril de 2009

PENSANDO EN LAS MUJERES


¿Son las relaciones tan complicadas, somos los hombres tan difíciles o son las mujeres tan inescrutables, o soy tan estúpido que hasta hoy no sé comprenderlas? Sé que al escribir esto no me estoy haciendo ningún punto a mi favor pero no comprendo lo que pasa. Nunca están conformes con nada. A una mujer, si le das todo, la amas, le das lo que desea, la entiendes o tratas de hacerlo, pues se aburren o se cansan. No sé. Creo que les gusta vivir en la montaña rusa. Me explico, si están en una relación que va bien, donde el hombre no las molesta, no las cela, las entiende y engríe, pues ellas creen que hay algo mal, que tanta maravilla no puede ser verdad y que entonces es hora de replantear las cosas. Es lo que creo que las mujeres piensan de una relación.

Recuerdo que cuando tenía 15 años todo era más fácil. La invitabas a salir, paseabas, te besabas, y si sentías algo pues estabas y si no pues terminabas. Y listo. Quizá un día de pena, para los dos, y mañana si te vi no me acuerdo. En esa época era tan fácil cambiar de ruta, dejar de ir a alguna fiesta, hasta que haya alguien nuevo y todo empezaba de cero. Pero ahora, cuando uno se acerca a los treinta, veo que es muy complicado estar con una mujer. Son tan difíciles de entender. Andan suponiendo que uno sabe lo que piensan, que uno sabe lo que quieren, que uno ya está enterado de qué es lo que les molesta o de cuál es el error que hemos cometido. Oigan, mujeres del mundo, les digo algo, un secreto: NO SABEMOS LEER LA MENTE. Somos hombres que sólo queremos estar bien, estar junto a alguien que nos guste y a quien podamos dar nuestro amor. Sí, lo acaban de descubrir, también sentimos. Ja. Qué irónico que es eso. Por dios.

Ahora que la barrera de los treinta se empieza a pintar en mi horizonte me siento más perdido que cuando empecé a los quince. Carajo, creía que con el paso de los años las iba a entender más, pero veo con pavor que no. Cada día son más difíciles. Yo jo que acá no hablo solo de “nuestra mujer”, no. Me refiero a todas. Novias, enamoradas, esposas, amigas, compañeras, jefas, lo que sea pero en femenino. No les entiendo nada de lo que desean. De nuevo, mujeres, nosotros no entendemos indirectas aunque nos guste decirlas. No lo entendemos, así de simple. Si se molestan y cuando les preguntamos qué pasa nos dicen que nada, nosotros no nos ponemos a pensar en qué estará mal, solo pensaremos en que no pasa nada. Así de simple. Tan difícil puede ser que digan lo que piensan, no lo creo, eh.

Ah, me olvidaba, si una mujer es solidaria con otra, y nosotros creemos que no, que está mal o que simplemente no nos parece lo que haya tal mujer, pues olvídense de todo. Se acabó la noche. Eso es tomado como un ataque contra ellas. O sea creen que diciendo que su amiga es tal cual, nosotros le estamos diciendo que ella es tal cual. Ja, de nuevo. No las entiendo.

Alguien que me ayude que yo ya no aguanto.




Y sin embargo, porque no podemos vivir sin ellas (como ellas sin nosotros, tampoco), QUE VIVAN LAS MUJERES!!!



Y ESTE PORQUE SE MERECEN LO MEJOR!!!

No hay comentarios: