sábado, 10 de febrero de 2007

CONFESIÓN

Nada de lo que acá se ha narrado o se narrará me ha sucedido. Todas estas historias son reales. Y si no han ocurrido aún, pues ya sucederán. Escribo esto para la gente que piensa en estas líneas como una forma de actuar. Como una forma de responder ante la vida.
Ni una palabra de acá debe ser vista como un consejo. Nada de lo que pueda publicar en este blog es una forma de catarsis. Nunca he sido más sincero.

No hay comentarios: